jueves, 1 de mayo de 2014

La Administración , en guerra contra el conejo .Dicho ,asi a lo bruto, sin miramientos , el lector pensará que alguien se ha vuelto loco , Pero no es para tomárselo a broma . Resulta que el simpático conejo es uno de los principales enemigos del ferrocarril . Y como tal temido adverario no hay lugar para las chanzas . Este mamifero lagomorfo de la familia Laporidae como describen las enciclopedias , se atrichera en las zonas de exclusión del Ave ,donde no puede acceder ni los cazadores ni sus perros , hondean como el queso gruyere el terreno y socavan la zona superficialmente de los terraplenes y trincheras , lo que es, que en multiples ocasiones provocan una disminución de la estabilidad de las infraestructuras . Este tipo de animales son muy prolificos y se multiplican con cifras espectaculares . Una coneja puede parir hasta ochenta gazapos en un año, incluso llega a mordisquear los cables hasta dejarlos pelados produciendo cortos electricamente en baja y alta tensión , y excavaciones multiples dejando los terraplenes totalmente huecos........


Publicar un comentario